La fotografía

La fotografía, el mejor exponente del “aquí y ahora”. No hay antes, no hay después, la fracción de segundo, el impulso que te lleva un captar el momento de un universo proyectado en la tierra en forma de árbol, en brillo en la arena, como textura en la sombra o reflejo de los ojos . Es el momento de sentir a través del cuerpo la energía del instante, del clic, el escalofrío del equilibrio La fotografía que quiero enseñarte es la que desde siempre he realizado de una manera natural, sin saber  muy bien porqué  ni para que, dejándome llevar por la curiosidad de mirar, captar detalles del campo, de la calle … con simetría espontánea o marcada por un arquitecto. Ventanas, adoquines, edificios que dibujan sus líneas en el cielo azul, campos sembrados, playas desiertas, sombras proyectadas. No es la necesidad de hacer buenas fotos, es la necesidad de extraer lo cotidiano de su entorno, de su realidad y hacerla mía. Y ha sido en esos momentos, cuando fotografiaba estos elementos tenía una sensación de satisfacción, de bienestar y que en sus principios se quedó ahí, sin más. Ha sido en estos últimos años que he ido tomado conciencia del “aquí y ahora” a través de cursos de crecimiento personal como Gestalt, Eneagrama y formación en Terapia Corporal Integrativa, que he empezado a comprender y a relacionar la fotografía (mi profesión) con el ver, captar y sentir con esos escalofríos del clic. El workshop de fotografía conceptual pretende ser un vinculo para invitarte a conocer la fotografía como medio de expresión personal y enseñarte a captar lo que vemos y sentimos más allá de nuestros ojos, para poder plasmar a través del objetivo las imágenes, lo mismo que hace el pintor con su pincel dejando su impronta en la tela.